El Arte Callejero en Barcelona

El arte urbano o street art inunda las calles de la ciudad de Barcelona en España, paredes de construcciones viejas empiezan a tomar vida con colores formando formas y muchos de ellos simulando textura, en los últimos años Barcelona se ha llenado de murales en diferentes zonas de la ciudad, desde el último rincón hasta la zona más visitada por turistas.

 

Barcelona en los años 2000 era la capital del street art a nivel mundial, los artistas dicen que en ese año no existía ni un espacio en blanco en la ciudad que no fuera pintado, hasta 1999 era legal pintar en las calles de esta ciudad, pero pasando el año 2000 todo cambió, este periodo terminó gracias a las normativas que lanzó el ayuntamiento.

 

En enero del 2006 el ayuntamiento sacó una Ordenanza Cívica, el objetivo de esta ley era fomentar y garantizar la convivencia ciudadana en el espacio público, que las calles y plazas de la ciudad fueran un espacio cívico para la población catalana. Aparte de la sanción que se les da a las personas que sean sorprendidas pintando un graffiti también deberán borrarlo, la multa más grave es para los que pintan edificios protegidos o catalogados.

 

Los artistas callejeros llaman a esta ley “Ley Gris”, desde el 2006 en Barcelona se ha vuelto una odisea el pintar en la calle, hubo protestas en contra de esta ley pero no sucedió ningún cambio.

 

Mural La Carboneria

 

 

La Carbonería es un edificio en esquina, muy conocido entre los catalanes. Es una de las primeras construcciones con andamios en el Eixample. La construcción del inmueble fue en 1864.

 

Replicas de Picasso, Van Gogh y Monet.

 

A la salida del metro Montbau, hay una serie de murales de famosos pintores a lo largo de una pared en medio de dos avenidas. Esta pared es una serie de murales de obras originales de Van Gogh, Picasso y Monet, en re-interpretación por artistas callejeros.

 

 

 

 

Picasso Guernica Graffiti Coloreado en La Vall de Hebron, Barcelona.

 

Picasso se negó en vida a explicar los símbolos de su obra, consideró que el Guernica debía tener vida propia. Muchas re-interpretaciones se han hecho de esta obra, una de las más famosas está en Barcelona pero en lugar de ser blanco y negro, esta tiene color.

 

Mural de El Pez

 

El Pez es un artista callejero español, que va a través del mundo haciendo su propio arte pero con su sello personal: El Pez. Este mural lo pintó en 1999, existen varios de él en diferentes puntos de la ciudad y del mundo. Además de peces tiene otros personajes, desde demonios hasta jirafas, pinta en paredes en festivales, carteles viejos en la carretera o en edificios viejos, cualquier lugar donde su obra pueda durar mucho tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Barcelona puedes encontrarte con algún mural mientras caminas, desde el más mínimo rincón de la ciudad, los artistas callejeros dicen que ya no es lo mismo de antes pero aún así siguen con la lucha y su propia odisea para revivir el street art.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografía: Joan Bonfill