Nano Origami, Arte Miniatura Que Volará Tu Cabeza

Se dice que el origami es el arte constante del cambio; fue creado en Japón hace varios siglos y el origen de la palabra procede de los vocablos japoneses “ori” (doblar) y “kami” (papel). Este arte que seguro conoces occidentalmente como papiroflexia consiste en el plegado del papel para obtener figuras variadas, sin más instrumentos que el papel y las manos; las restricciones son claras: no admite cortes en el papel, y se parte desde ciertas bases, tampoco el pegamento está permitido; hay un dicho que dice que que el origami es papiroflexia pero no toda la papiroflexia es origami.

 

 

Una antigua leyenda japonesa dice que si doblas mil grullas de papel, cualquier cosa que desees se hará realidad. Algunas personas lo hacen sin duda porque es un arte, porque está completamente basado en la geometría y cada pliegue está determinado por las leyes de las matemáticas, que es una manera más de acercarse a conocer el secreto del Universo.

 

 

El origami parte de una forma básica y universal, la geometría, el sentido de este es modelar el medio que nos rodea, es por eso que está relacionado firmemente con el budismo y práctica del zen. En el origami podrás encontrar fauna y flora, herramientas de la cotidianidad, animales mitológicos e incluso actualmente, vida urbana. De hecho, se dice que este contacto con la modernidad ha logrado la evolución del origami incorporando las matemáticas y la computación.

 

Los beneficios de practicarlo son muchas: movimiento cerebral, el desarrollo de la mano y ojo coordinados; la secuenciación de habilidades, atención, paciencia, habilidades espaciales, temporales, razonamiento matemático.

 

Puesto es un arte al alcance de la humanidad hay muchos artistas que lo realizan, pero en esta ocasión te queremos presentar a Anja Markiewicz quien fue un poco más lejos que el origami simple, ya que es una artista del nano origami, creando obras miniaturas dignas de verse con lupa. Sus impresionantes figuras son creadas con una asombrosa precisión y delicadeza, utilizando solo sus manos y un palillo de dientes para doblar el papel de tan solo 9 mm de ancho; que luego convierte en una gran variedad objetos y de animales, que van desde: mariposas, elefantes, ardillas, perros y hasta dragones.

 

 

Aquí un poco más de su obra:

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts