¿Te atreverías a jugar en el abismo?

En el abismo habitan seres desolados, exhaustos hasta los huesos y carentes de voluntad, víctimas y victimarios caminando en un infinito purgatorio que presume una gloria ahora marchita. Los veo y me veo en ellos, veo a mis vecinos y amigos, a una humanidad entera atrapada en el fango intentando aferrarse a lo que queda, repitiendo patrones añejos y buscando en doctrinas tramposas que ahora prometen sí ser la verdad.

 

César Perlop

 

¿Alguna vez has sentido escalofríos al entrar a un lugar? Esa sensación de algo que se esconde debajo de los muebles y te observa o que en tu recorrido algo te va a sorprender sin tener un sentido racional de lo que conocemos, pues eso sentí al entrar al estudio de César Perlop.

Nacido en Tijuana B.C, Perlop es un artista multidisciplinario formado en Artes Visuales. Su obra a recorrido galerías tanto en nuestro país como en Estados Unidos, ya sea en exposiciones colectivas como individuales.

 

 

Fue en el marco de su nueva exposición Jugando en el Abismo que pudimos platicar un poco con él, sus inicios, lo que lo inspira y claro, sobre su nuevo trabajo, el cual estará exhibiéndose a partir de hoy (7 de febrero) y durante dos meses en la Galería Panteón, ubicada en Donceles 66, en el centro de la CDMX. 

 

 

 

Sobre sus inicios Perlop nos confesó estar interesado por la creación desde pequeño, aún sin saber que estaba haciendo arte o con miras a hacerlo; incentivado totalmente por sus padres, que a pesar de no ser artistas vieron en él la semilla. Cargado con este talento nato sorprendentemente fue hasta a partir de la preparatoria que decidió enfocarse en el lenguaje visual.

 

Yo creo que para ser artista sí debes de tener algo dentro de ti, pero se debe pulir. Eso lo aprendí en la carrera en arte. Puedes tener talento pero siempre es importante la técnica, conocer los materiales; estudiar la carrera me ayudó a hacer más de lo que podía hacer y a tener más herramientas para poder elegir.

 

La constante en el trabajo de Perlop es la condición humana, el ser humano como elemento principal; sus miedos, su existencialismo, siempre buscando lo mórbido y oscuro de la realidad cotidiana, que al final no es más que eso, la realidad; los monstruos que se esconden dentro de cada uno.

 

Me inspira el mundo, ver a la gente, como se comporta; ver como se amotinan en el metro, en lo cotidiano. El individualismo, pero también otras cosas, incluyendo la parte de humanidad de la que nos podemos sentir orgullosos; yo creo que el artista es el principal filtro para que la obra suceda. No puedo solamente sentarme a observar a la gente sin antes pasar la información a través de una forma real, mi interés es que la obra te cause un eco a ti y que te sientas reflejado.

 

Su proceso creativo inicia en el papel, dibuja mucho, aterriza las ideas. Esos bocetos en su mayoría terminaran en piezas, aunque es muy raro que una pieza termine como se planeo. Algo muy interesante de Perlop es sentir como su obra se comunica entre ella, como convive la escultura con la pintura, e incluso, la poesía. 

 

 

 

 

Sus influencias han mutado desde sus inicios, antes aún de la escuela; si pones atención en la obra estoy segura que podrás sentir como su trazo visceral te transporta a otro tiempo, a la escultura romana y griega, pero también al expresionismo alemán; sin embargo, los cuerpos de Perlop logran que el espectador se sienta aún más identificado y que están semi ocultos.

 

Me parecen muy atractivo ocultar un cuerpo, porque lo vuelve más universal, causa más empatía pero sobre todo lo envuelve en misterio.

 

Enfocándonos en Jugando en el Abismo es importante señalar que fue una colección que tardó 6 años en construirse, lo cual le permitió al artista jugar con ella y enfriar bocetos, dejando que lo planeado tomara caminos inesperados. Personajes construidos a lo largo de los años que lograron convivir entre ellos y se ubicaron en destinos, los cuales, tal vez no hacían parte del plan inicial. Prueba de esto es el deshuesadero de piezas aún sin lugar que encontramos en su estudio; y digo sin lugar porque Jugando en el Abismo es presentada por su autor como una exposición inconclusa, aún en construcción.

 

 

 

Actualmente Jugando en el Abismo está compuesta 26 obras, entre ellas encontramos dibujo a lápiz y tintas, pintura al óleo y esculturas – maquetas y cuenta con materiales como madera, plastilina epoxica, resina, espuma de poliuretano, yeso piedra y metal.

Si quieres saber un poco más de César Perlop aquí te dejamos sus redes y no olvides visitar su exposición en Galería Panteón, y bueno, si lees esto a tiempo hoy (7 de febrero) es la inauguración a partir de las 8 PM y contará con la ambientación musical de 7LobosRojos.

 

 

 

 

 

Related Posts