Colores de la Tierra Casa Huichol

  /   Sígueme en Facebook Twitter o mi Web
Mi inspiración la encuentro en la naturaleza el olor de sus mañana me hacen suspira, sus verdes montañas llorar, sus cielos llenos de estrellas me incitan a soñar, veo el amor en cada gota de lluvia. Empírica en todo lo que creo y siento sin establecimiento social o político. Siento luego existo
Compartir en

Hay una ley natural ineludible sobre el Universo: cosecharás la semilla que plantarás.
No importa cuanto tiempo tome. Pero lo harás. Si no te rindes…

Los días 16 y 17 de mayo, el pueblo de Ajijic (en el Lago de Chapala, Jalisco) tuvo lugar una hermosa experiencia transformadora con el grupo Colores de la Tierra, que desde 2012 realiza un trabajo social, cultural y artístico con la comunidad Wixarika (Huichol) de la Sierra Madre Ocidental (Mezquitic, Jalisco).

Para mí, esta experiencia comenzó 3 semanas antes, en Huasca (Hidalgo). Fui a visitar a un amigo, Zen Xiuh, quien me invitó a un temazcal en Casa tolteca.

El Zen también pertenece a Colores de la Tierra, y está haciendo una película llamada “Kuinulli”, la historia de un niño que su abuelo (Nazario) preparó para ser el chamán de la tribu huichol en Tateikie, al norte de Jalisco.
Me dijo que conoció a Juan Carlos Kuinulli cuando el niño tenía 8 años. Zen se despertó escuchando una risa vibrante fuera de su tienda, ¡y allí estaba Kuinulli!
Tenían una fuerte conexión y el niño le ofreció, un Peyote, con una gran sonrisa.

Hoy en día, Kuinulli tiene 15 años, y en los últimos 3 años, ha estado recibiendo los aprendizajes de Shaman, ya que su abuelo tenía un sueño de que él era el correcto para convertirse en el próximo Chamán. Entonces, Zen decidió hacer una película sobre este proceso de iluminación, usando los ingresos de la venta de la famosa foto que tomó el primer día que conoció a Kuinulli.

Me sentí muy orgullosa de su proyecto y le dije que pronto iría a Guadalajara. En este momento, me dijo que el “Teaser” estaba a punto de salir, y que él es parte de un grupo de personas llamado Colores de la Tierra, con sede en Guadalajara, “deberías conocerlos, escríbeme cuando llegues allí”.

Dos días después de llegar a Jalisco, conocí a un tipo lleno de energía y buenas ideas, Ayrton Ruvalcaba Anaya, de 30 años, amigo de un amigo mío. Iba a una reunión sobre una actividad cultural con los huicholes y me dijo que fuera.

Ellos estaban planeando un evento de recaudación de fondos en Ajijic, para apoyar su próximo proyecto.
Entonces … aquí el universo me los trajo, otra vez. Colores de la Tierra!

Debo decir que sentí una explosión de alegría en mi corazón cuando empiezo a escuchar a Isabel Gómez, 30 años (la fundadora de Colores de la Tierra), hablando sobre sus proyectos con los Huicholes. Ellos realmente se preocupan por ellos. Pude ver, por primera vez en mucho tiempo, un grupo de gente agradable y talentosa, con buen corazón, cerebro y fuerza de voluntad. Esto fue como un soplo de esperanza en un mundo que se está volteando.

Junto con esto, durante más de cuatro meses, he estado viajando por Estado de México, Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Tabasco, Veracruz, Guanajuato y Jalisco. Este es el 10 ° país que viajo y nunca había estado en un lugar tan similar a Brasil. México tiene una cultura y naturaleza rica y bien conservada. Las personas son simples, felices y generosas, incluso con todas las cosas malas que suceden en la política.
Pero, por otro lado … Veo una gran cantidad de personas que están perdiendo la fe de que las cosas pueden mejorar y volverse “insensibles”.

Algunas personas tienen buenas intenciones, pero no hacen la acción para hacer un cambio. Otras personas hacen cosas, pero hay otros intereses detrás. Por eso me sentí muy feliz de conectarme con Colores de la Tierra. Por un tiempo, estaba esperando encontrar un grupo que tuviera buenas intenciones de preservar la cultura indígena y preocuparse lo suficiente por llevar a cabo las acciones para hacerlo. Entonces ese día, el 9 de mayo, después de verlos planear el evento de recaudación de fondos para el próximo proyecto … Sentí ganas de unirme.

El 16, alrededor de las 2 p.m., nos encontramos en el lago de la ciudad de Chapala, éramos 10 personas que íbamos en barco a la Isla de Alacran (Isla Xapa Wuyeme), para hacer una ceremonia para la Diosa de la Lluvia, Takuutsi Nakawe. Los huicholes Julio Carrillo de La Cruz (56 años), Angélica Carrillo (58 años) y Micaela López (37 años) hicieron un verdadero ritual tradicional. nos unimos a ellos en una parte de la peregrinación solar Wixarika tradicional, para traer votos sagrados pidiendo bendiciones, vida y buena lluvia.
Las chicas huicholes, Graciela de La Cruz (8 años) y María del Sol de La Cruz (5 años), también estuvieron allí, muy tranquilas y atentas.

Desde la isla, fuimos a Ajijic, para encontrarnos con los otros miembros de Colores de la Tierra.
Fuimos recibidos por la increíble pintora Cathy Chalvignac, de 65 años, que ya había comenzado la actividad principal del evento: la creación de un mural colectivo en la calle Morelos, justo en fachad La Mezcaleria Ajijic, Mucho amor, creatividad, paciencia y devoción, eso es todo de lo que se trata este mural. Un agradecimiento especial a Cathy!
En la noche de apertura, tuvimos la hermosa música de Yanin Saav y Gilberto Ríos en La Charala (Morelos, 12-B), nuevos socios que abrieron su espacio para Fuego Azul, la línea de ropa y joyería creada por Colores de La Tierra y hecha por los artesanos indígenas.

Al día siguiente, volvimos al mural, las personas que caminaban por las calles interactuaban muy bien, alrededor de 30 voluntarios participaron de la pintura. Alrededor de las 7pm, en La Charala, con la música de Jeronimo Guareña Echevarria, comenzó la intervención de pintura con las increíbles fotos de Luis Martínez, de 25 años, quien ha estado en el proyecto durante 4 años. Tiene un tipo de trabajo realmente especial, sus imágenes y videos se realizan de una manera muy profesional, pero sin perder la sensibilidad.

Los pintores que participaron fueron Dionicio MoralesAntonio Lopez VegaSwoxe PerezIsabel GomezMiguer ArtLeonardo Gonzalez Galindo y Cathy Chalvignac. El resultado de esta actividad son siete piezas de arte con mucha belleza y sensibilidad, que se convertirán en los recursos para la próxima intervención de Colores de la Tierra que ocurrirá en septiembre, en la comunidad de La Laguna (Mezquitic, Jalisco).

A las nueve de la noche, el chamán Julio de La Cruz habló sobre la cultura Huichol y algunos aprendizajes de la vida.
La exhibición audiovisual comenzó con el teaser de “Kuinulli, la magia del Ensueño”, valió la pena esperar, la película será bella.
Isabel Gómez presentó el video “Ojos de la Sierra”, una actividad en la que Colores de la Tierra llevó la iniciativa a la comunidad para proporcionar anteojos para aquellos que los necesitaban, para que la vista se ajuste a los ojos de todos los artesanos. El trabajo artesanal muy detallado que hacen, a veces desarrolla problemas de visión y muchos tuvieron que dejar de trabajar. Ahora, pueden seguir apoyando a sus familias.

También pudimos ver los videos de FUEGO AZUL ARTE y el que realmente te presenta la identidad de “Colores de la Tierra” y los proyectos artístico-culturales desarrollados en las comunidades y escuelas de la Sierra Wixarika. De hecho, este último fue el que me atrapó, puedes sentir lo felices que son, haciendo lo que están haciendo.

Pude verlo con mis propios ojos, en la primera noche en Ajijic.
Isabel Gómez se convirtió en una amiga muy cerrada de los huicholes Micaela López, y cuando quedó embarazada, invitó a Isabel a ser la madrina de su hija, María del Sol, que hoy tiene cinco años.
La niña tenía un resfriado y no se sentía bien por la noche … por lo que Isabel pasó toda la noche despierta sosteniendo sus pequeñas y tiernas manos.
Es por eso que estoy orgulloso de Colores de la Tierra. Ellos realmente se preocupan. Ellos hacen.

PAMPARIOS//GRACIAS!

Texto por Jurema Marques
Fotografías  Luis Martínez

Grupo Teukari Alianza Con Jicareros
Colores de la Tierra
Casa Huichol

Related Posts