Entierros Naturales

La muerte es un tema que genera muchas ideas, en nuestra mentalidad la vemos como un tabú. Sabemos que es lo único que tenemos seguro, pero actuamos como si fuésemos eternos en el mundo material e incluso no cuestionamos como las prácticas funerarias actuales tienen repercusiones negativas para nuestro ambiente.

En el mundo antiguo podemos encontrar mucha sabiduría, no solo por cómo se contemplaba la muerte, sino también porque sus rituales eran mucho más espirituales, en el sentido que el fallecido regresaba a la fuente, se entregaba a la tierra y a los elementos de la naturaleza para continuar con el ciclo de la vida. Como ejemplo tenemos los rituales pre históricos, donde el cuerpo estaba en contacto directo con la tierra y eran adornados con flores y plantas.

A lo largo de los siglos, la mentalidad y los rituales fueron cambiando, pero es un hecho que en el siglo XIX, se estableció el ritual funerario que nos rige. Es cuando oficialmente se fundaron las agencias funerarias y la muerte se hizo un negocio que por una parte deseó mitigar la pena de los familiares y encargarse de ciertos detalles que pueden generar más dolor. Pero por otro lado, ha tenido consecuencias negativas como la ambición, los elevados costos y el daño ambiental tan severo.

Actualmente se está analizando, estudiando y se está proponiendo un nuevo ritual más humano y amable a la naturaleza, los entierros verdes. Los funerales o entierros verdes,  están haciendo tendencia y traen consigo muchos beneficios:

 

1 – La eliminación de productos químicos agresivos: Los ataúdes y urnas que se utilizan en los funerales convencionales, están elaborados de elementos que tardan muchos tiempo en degradarse. Contribuyen a la deforestación, la contaminación con metales, incluso las sustancias de embalsamiento y la indumentaria de las personas fallecidas contaminan. Mientras que el proceso de cremación de entrada puede verse más amable, al final, el consumo energético de los hornos, los usos elevados de carbón y aceites perjudican, por que liberan cantidades de CO2 muy elevados que impactan en el efecto invernadero, etc.

 

 

2 – Beneficios ambientales: Existen muchas formas de elegir un entierro verde y las urnas como ataúdes utilizan materiales biodegradables. Se puede elegir ser enterrado en un bosque con la semilla de tu elección o también puedes  ser depositado en el agua, ya sea río o mar en cápsulas elaboradas con grenetina o arena. Desde el uso de cartón reciclable para los ataúdes, como las cápsulas en forma de huevo que se elaboran de patatas o maíz. También existen las urnas de sal del Himalaya, las cuales se consideran la más amables con el planeta, entre muchas otras opciones.

 

 

3 – Mucho más accesible: Quienes hayamos experimentado la trascendencia de un ser querido, nos percatamos de los elevados costos y eso a veces se convierte en un tema de tensión para la familia. Analistas declaran que esta nueva práctica llega a ser un 20% más económica.

4 – Una forma más espiritual y amable: Estos entierros promueven el regreso del cuerpo a la naturaleza, es la reutilización del mismo para generar más vida. Ya no estando aquí físicamente como humano, haces tu aportación con el planeta y para las futuras generaciones. Te fusionas rápidamente con la madre tierra.

 

 

5 – No tiene por qué contraponerse con las creencias: También el ritual de la muerte, por supuesto que involucra la espiritualidad o religiosidad de los seres humanos. Esta alternativa va en  armonía con las creencias de las personas.

 

Las posibles desventajas son, que muchas personas no les atraigan la idea por cuestiones personales o incluso por que aún no se implemente a gran escala. También porque ya existen prácticas tradicionales muy arraigadas, que involucran folclor. O también por esta idea del respeto a los difuntos por medio de una sepultura tradicional.

El objetivo principal, más allá de que se está convirtiendo en un negocio ético y redituable; Es que los seres humanos nos conectemos con la naturaleza, el utilizar nuestros cuerpos de una forma que siga generando vida. La naturaleza nos reabsorbe y parece una idea hermosa que aportemos al desarrollo de más bosques y más ecosistemas. Que forma tan bella de ciclarse o en dando caso inmortalizarse.

Nuestra educación y creencias, nos impiden ver los beneficios, por que a los seres humanos nos cuesta trabajo aceptar la impermanencia de las cosas. La pérdida de un ser querido es un evento muy doloroso, pero tal vez con este tipo de entierros nos mitigue e incluso cambie nuestra percepción sobre la trascendencia de quienes amamos y de la nuestra.

Después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida.

Mario Benedetti