Azúcar Y Tumbao, Hace 14 Años Nos Despedimos De Celia Cruz

Celia fue sin duda alguna, una mujer de contrastes. Era sincera, espontánea y accesible para sus fans, pero siempre muy privada. Era desinhibida sin ser decadente, honesta sin ser ofensiva, confiada sin ser arrogante y generosa a más no poder. 

CELIA CRUZ, MI VIDA, ANA CRISTININA RAYMUNDO.

Actualmente nuestra generación está disfrutando de la globalización de la música que representa a nuestro continente y los ritmos latinos. Contamos con una diversidad de mezclas, colaboraciones, fusiones de la música desde México, el Caribe, hasta la Patagonia. Los latinos contamos con un gran legado musical que representa la riqueza de nuestra cultura, nuestros matices y puntos de unión. Son siglos de historia y de figuras que cambiaron la escena musical latinoamericana.

La música y el baile nos caracterizan y tenemos la fortuna de contar con grandes luminarias que innovaron y se volvieron representantes mundiales de diversos géneros musicales, como la salsa y el son cubano. Uno de los ejemplos más representativos, es la icónica Celia Cruz, una de las más grandes intérpretes del siglo XX, reconocida a nivel mundial y que también se le nombra como la reina de la salsa.

La cantante cubanoamericana nació en la Habana, Cuba en 1925 y fue en la década de los cincuenta cuando se hizo famosa al ser la cantante principal de uno de los grupos caribeños más populares de la época, la Sonora Matancera. Con la caída de la dictadura de Batista y la llegada de Fidel Castro, ella, al no compartir los ideales políticos del nuevo líder de su país, fue censurada y tuvo un exilio permanente, lo que implicó que hiciera carrera en otros países. Su canción Nostalgia, expresa su amor por la tierra a la que no pudo regresar.

Celia, tuvo una relación especial con nuestro país en donde siguió su crecimiento musical. Lo deja claro en su canción “México es grande”, donde expresa claramente su amor y agradecimiento por la oportunidad que tuvo de seguir desarrollándose como cantante y las cosas que la maravillaban de nuestro país.

Posteriormente se fue a los Estados Unidos, con la canción “Latinos en Estados Unidos” habla de la unión de las comunidades latinas, del orgullo de sus raíces y nuevamente del deseo de regresar al país de origen. En ese país residió hasta el final de sus días, donde tuvo diversas conmemoraciones. Allá continúo su carrera exitosamente.

Ella tuvo muchos logros a lo largo de su vida, aparte de ser una mujer cantante que innovó y se desarrolló en un género musical primordialmente de hombres, también fue ganadora de Grammys, gano su estrella en el pase de la fama de Hollywood, obtuvo doctorados honoris en Estados Unidos, grabo más de ochenta discos a lo largo de su carrera y muchos de ellos alcanzaron el oro y platino. Esta grande de Latinoamérica trascendió un 16 de julio de 2003, dejando un gran legado cultural y musical de una riqueza incalculable para nuestro continente.

Aparte de crear un estilo completamente original en cuanto al canto, su indumentaria y su esencia, Celia nos representa la oda a la vitalidad y alegría, refleja el orgullo cubano y latinoamericano. Desde su sonrisa y su filosofía de vida que se refleja en su canción más representativa “La vida es un carnaval”, ella y su música trasmiten la esencia de la vida, el que estamos aquí para vivir plenamente, en goce y alegría a pesar de cualquier adversidad. Que la vida como ella bien decía es ¡Azúcar! Y que somos orgullosamente latinos.

 

Related Posts