La música de las esferas, expresión de la bóveda celeste

La energía es delicia eterna. 

W. Blake

Una canción eterna, sonando en todos los confines del universo. Platón afirmaba que los planetas se movían sobre esferas que emitían música continua, tras siglos de investigaciones, los científicos se han inclinado hacia el sí, dentro de la teoría de la armonía de las esferas. En el 2002, el astrofísico estonio Jaan Einasto, descubrió un ciclo de repetición de estructura celular entre galaxias y vacíos de 390 millones de años-luz. En otras palabras el universo tiene un orden, esta tejido en una serie de ondas dinámicas y cíclicas, como una sinfonía.

 

El universo primitivo estaba lleno de ondas sonoras que comprimían y rarificaban la materia y la luz del mismo modo que sucede con el aire dentro de una flauta o trompeta.

Paolo de Bernardis, cosmólogo italiano.

 

La búsqueda de la armonía de las esferas comenzó en las culturas de Egipto, Sumeria y China, su elaboración de complejos instrumentos musicales, dedicados a sus dioses, en la bóveda celeste, expresaba su claro interés en entender la melodía celeste. Presente en todas las culturas antiguas, el vínculo entre astronomía y música, ha dado grandes avances en la ciencia, en el intento del hombre por entender el universo.

 

La ciencia y el arte están íntimamente ligadas, en la historia de la humanidad, grandes músicos han intentado reproducir la armonía infinita. Tal es el caso de Brian May, fundador de Queen, quien tuvo que abandonar su doctorado en astrofísica para liderar el famoso conjunto.

 

 

La primera especulación sobre la música emitida por los astros, sucedió en la década de 1960, telescopios solares captaron ondas acústicas relacionadas con las reacciones superenergéticas que ocurren en el interior del astro; similar a los movimientos sísmicos de la tierra. El geofísico, Kiwamu Nishida, de la Universidad de Tokio, analizó 10 años de actividad sísmica y descubrió vibraciones inaudibles que recorren la baja atmósfera, estas ondas pueden ser traducidas en frecuencias que componen sinfonías estelares.

 

Aun antes de la radioastronomía, el gran matemático y filosofo, Pitágoras teorizo sobre la armonía de las esferas, la teoría afirma que los tonos emitidos por los planetas dependen de las proporciones aritméticas de sus órbitas alrededor de la tierra, claro que para la filosofía griega la tierra era el centro del sistema solar, sin embargo el gran avance filosófico de la era puede traducirse en las especulaciones sobre las influencias planetarias en el sonido.

 

La idea de la armonía de las esferas prevaleció gracias a ilustres pensadores y científicos, entre los que destacan Platón, Cicerón, Kircher, Fludd, Kepler y Newton. Quienes estudiaron a fondo las órbitas celestes, cada uno por su parte creó una teoría del diseño del universo. 

 

 

Hoy en día, gracias a la potencia y frecuencia de las señales en los micrófonos de las naves, se ha podido convertir el sonido de algunos planetas y sistemas en sonogramas, así es el caso de la nave Cassini que capto la melodía del sistema solar.

 

¿Quieres escucharlo? da clic aquí.

 

Pero nuestro gran gigante también es un gran cantor, el sol ha sido escuchado desde hace muchos años. El procedimiento para captar los sonidos solares fue analizado por primera vez en 1997, por A. Kosovichev. Las vibraciones generan información a 3mHz, lo cual permite  por el Michelson Doppler Imager, tome los datos de 40 días para seleccionar las ondas mas claras.

Así suena nuestro Sol:

song_of_the_sun

 

La música es el arte del placer, las esferas, cuerpos danzando ante una danza en movimiento. Quien quiera conocer los misterios del universo tiene una gran responsabilidad, nunca parar de hacerse preguntas.

Related Posts