La Lectura del Té

Existen corrientes esotéricas que nos permiten interpretar nuestro futuro, muchas veces sufrimos momentos de incertidumbre en nuestras vidas o simplemente por curiosidad nos podemos adentrar en ese mundo. Muchas civilizaciones por medio de diversas formas, buscaron interpretar y conocer su destino para darle guía a su vida. Un ejemplo de esto, son los oráculos en Grecia, las runas en la cultura celta, el tarot que se originó en Egipto, entre muchas otras.

 

 

La adivinación es una práctica esotérica milenaria que se puede ejercer de diversas formas, una de estas es la taseomancia, que es la interpretación de las hojas del té con la finalidad de saber cuestiones que pueden ser posibles en el futuro. Esta es una práctica milenaria que se originó en China y en la India y se fue adoptando por otras culturas, como los gitanos. Es importante mencionar que también se puede interpretar los granos del café e incluso el chocolate.

 

 

Este ritual adivinatorio preferentemente es interpretado por personas que cuenten con facultades sobrenaturales, como los psíquicos, médiums o brujas. Aunque también con el estudio y la práctica de los simbolismos, las personas pueden llegar a leer y comprender lo que dice el fondo de la taza.

Pasos e instrucciones que se utilizan en el ritual:

1 – Calentar en una tetera el té, el cual debe mezclarse bien entre el polvo y las hojas que lo componen. Posteriormente se deja reposar la tetera por tres minutos aproximadamente.

2 – Servir el té con suavidad y la personas que desean saber algo de su futuro, debe tomar la taza del té despacio, haciendo círculos pequeños. Es en este momento donde la persona a la par del movimiento circular debe formular y reflexionar su pregunta, hasta que gire el líquido siete veces en sentido de las manecillas del reloj.

3 – Posteriormente debe beberlo con tranquilidad y debe seguir formulando su pregunta, hasta dejar un poco de agua en el fondo que se mezcle con las hierbas y granos.

A partir de eso el intérprete busca simbolismos astrológicos, patrones, formas simbólicas para poder interpretar el presente, futuro inmediato, mediato y lejano.

Esta lectura se recomienda hacerla únicamente de 1 a 2 veces por semana.

Esta práctica brinda consejos útiles, pero es un error considerar que aporta verdades absolutas, ya que los seres humanos tenemos libre albedrío y toma de decisión en nuestras vidas.

 

 

La lectura del futuro puede fascinar, intrigar e incluso hasta generar miedo. Hay personas que simplemente no se ven atraídas y son muy escépticas, ya que consideran que solo las cuestiones físicas y comprobables existen, solo se guían por el camino de la ciencia, lo cual es completamente válido, ya que existen muchas personas que desean embaucar a la sociedad. Pero también existen personas que tienen una curiosidad por las cosas que generan misticismo, y la lectura del té entre otras prácticas esotéricas y holísticas pueden funcionar como un tipo de terapia alternativa.