Reiki, La Terapia Del Amor

La primera vez que la vida me puso en contacto con el reiki, fue cuando mi padre se encontraba en su fase terminal y nosotros como familia buscamos que energéticamente estuviese lo más tranquilo y en paz con todos los seres que conformaron su vida. El proceso de trascendencia de mi padre fue muy complicado, doloroso y conmovedor. En una de las tantas visitas que tuvo en casa, fue una amiga de la familia y nos pidió que si podía utilizar el reiki para ayudarle. Nosotros accedimos ya que solo deseábamos aminorar su sufrimiento.

 

Buscábamos certidumbre y guía, es así que ella pasó a la recámara un rato y al salir nos dijo a mi hermano y a mí que una de las grandes inquietudes de mi padre que lo anclaban a este mundo era dejarnos en una etapa tan importante de nuestras vidas. Así que antes que la tanatóloga, nuestra amiga nos recomendó por lo que ella percibió, despedirnos sutilmente de él y darle un mensaje de paz y de que nosotros como hijos íbamos a desarrollarnos de una forma que siempre le enorgulleciese. Aparte de que, si mi memoria no me falla lo dejo en un estado de tranquilidad, debido a que él se encontraba con mucho dolor físico. Otra herramienta espiritual y de sanación y nos brindó paz en un momento sumamente complejo.

 

 

A partir de esa experiencia tuve un acercamiento con la terapia, sin embargo no profundicé más. Así que les comparto los beneficios e historia a grandes rasgos del reiki o como algunos lo conocen, la terapia del amor. Su origen viene de oriente, se asocia directamente con el hinduismo y con la energía femenina, en esta religión se cree que ella es la fuente de la sanación. Aun así hay muchas interrogantes sobre la historia del reiki, pero se sabe que es milenaria. La palabra es japonesa y cuenta con dos significados, REI significa lo universal y Ki se puede interpretar como la fuerza energética de la vida

 

Es en el siglo XIX, un doctor y sacerdote japonés Mikau Osui, se interesó por los métodos de sanación que se relatan en la Biblia sobre Jesús y en el budismo sobre Siddhartha, en su proceso de investigación, encontró los textos hindúes y redescubre este método de sanación espiritual, mental, física y emocional. Posteriormente el conocimiento del reiki llega a occidente en la década de los ochenta del siglo XX  y actualmente se ha popularizado en nuestra cultura.

 

 

El reiki ocupa sesiones de entre 20 a 45 minutos donde el terapeuta o maestro brinda un masaje energético a sus pacientes por medio de las manos, sin hacer contacto con el cuerpo y el paciente puede estar vestido, a diferencia de un masaje tradicional. Los reikistas creen, que por medio de sus manos se canaliza la energía del universo para armonizar y dar equilibrio a nuestro cuerpo físico y espiritual.

 

Otros sellos distintivos de esta terapia es que los terapistas deben tener un proceso de iniciación que se da por medio de la meditación y  otros ejercicios espirituales, también el reiki parte de una misma raíz esotérica, no es un trabajo mental del plano físico sino que las manos del terapeuta se guían por un poder superior y no genera ningún daño irreversible, por el contrario, incluso se le contempla como una vertiente de la medicina natural y complementaria medicina alópata. Quienes lo imparten y lo reciben lo describen como algo completamente seguro.

 

 

Como cualquier terapia los pacientes llegan a experimentar sensaciones intensas e incomodas, como mucho cansancio o aletargamiento. A partir de los 21 días de terapia, se experimenta el bienestar. En el campo físico, el reiki puede tratar dolencias, como problemas digestivos, intestinales, dolores de cabeza, de espalda, dolores menstruales, entre otras cosas. En el campo anímico, ayuda a transmutar los estados de depresión, irritabilidad, impaciencia, ansiedad, etc. Y en cuestiones más profundas, ayuda a personas que sufren de estrés postraumático o como en el caso de mi padre, es una fuente de alivio para los enfermos terminales y sus familiares.

 

En el campo energético el reiki al igual que otras vertientes, emplea la gemoterapia, musicoterapia, la meditación, busca alinear los chakras y re solucionar problemas karma. Todo esto según la escuela donde se aprenda el método, ya que puede haber variaciones. Se contempla que todos podemos estudiar y aplicar este saber milenario e incluyente, ya que se puede utilizar en cualquier tipo de paciente, e incluso se usa con animales. La finalidad principal es que por medio de este canal energético purificador, se brinde apertura espiritual, una paz integral y amor a los seres humanos.

 

Related Posts