¿Sabes Qué Es La Psilocybe Mexicana?

Los hongos se contemplan como una fuente mística de bienestar y espiritualidad. En México existe una tradición milenaria por utilizarlos como fuente de sanación para los estados anímicos y como un medio de conexión con el universo y todos sus componentes. La psilocybe mexicana o ¨pajarito¨, son hongos psicotrópicos que se  consumen en el estado de Oaxaca y Puebla y también se pueden localizar en las regiones de Hidalgo y Jalisco. Son considerados como medicina tradicional mexicana de los pueblos indígenas y como un alimento sagrado, debido a que los chamanes lo utilizan como una fuente de curación.

Compuestos de psilocibina y psilocina los cuales son psicoactivos que se pueden consumir de forma oral, ya sea masticándolos o por medio de una infusión. Los dos compuestos actúan de forma distinta dentro del cuerpo, pero la ciencia ve que la psilocina es la principal responsable por los efectos psicotrópicos, ya que se activa al estar en contacto con las enzimas del tracto digestivo, mientras que la psilocibina se degrada con más facilidad pero aun así surte efecto. La psilocibina se encuentra más pura cuando los hongos están intactos.

Popularmente los productos que se cosechan de estos hongos que crecen en un moho blanco llamado micelio, también se les conoce como ¨piedra filosofal¨ o ¨trufas mágicas¨ que se están popularizando en el arte culinario debido no solo a sus efectos en la mente, sino por su sabor, incluso se les puede cubrir con chocolate. Al ser ingeridos el cuerpo siente los efectos a partir de los 20 a 60 minutos de la ingesta y se contempla que las personas pueden tener los efectos entre 3 y 6 horas, siendo las dos primeras donde el efecto es mucho más fuerte.

Es un hecho que nosotros como millenials y al igual que la generación x, sentimos curiosidad por experimentar con los psicotrópicos que nos ofrece la naturaleza. Existen posturas encontradas sobre el tema de los psicotrópicos, pero sin duda se están abriendo nuevas investigaciones científicas que contemplan los beneficios de los mismos para la salud mental, física y espiritual de los seres humanos.

Ya sea por curiosidad o por una búsqueda real de expandir la consciencia por medio de este método natural, las personas buscan adentrarse en un viaje que les de sensaciones de bienestar e iluminación. Sin embargo, cada cuerpo y mente es un universo y se pueden experimentar sensaciones agradables o todo lo contrario.

Las personas que han tenido una buena experiencia, describen que visualmente todo es más colorido y maravillante, el sonido se siente con mayor intensidad, se siente paz, relajación mental y muscular, pensamientos creativos, se agudizan los sentidos, una sensación plácida de frescura en el cuerpo, etc. Y por supuesto las personas filosofan sobre la vida, la naturaleza y el universo.

 

 

Por otro lado, las personas que no han tenido una buena experiencia describen sensaciones de ansiedad, miedo y pánico; Mientras que físicamente se pueden experimentar dolores de cabeza, problemas estomacales, nausea, vómito, mucha sed y al terminar los efectos se pueden sentir mucho cansancio. Es por esto que se recomienda vivir la experiencia al lado de un guía espiritual o ¨cuidador¨.

Muchas veces los efectos ya sea positivos o negativos, tienen que ver con el actual estado anímico del consumidor. Las personas que sufren efectos negativos, espiritualmente se considera como una depuración no solo del cuerpo sino de pensamientos o sentimientos que nos generan daño. El ¨pajarito¨ puede considerarse como un disolvente del ego, de nuestro ¨yo¨ que se estructura por medio de los condicionamientos del mundo material, que nos aleja de las cosas buenas y positivas que nos ofrece nuestro momento presente. Para finalizar, es importante señalar que hasta la fecha no se ha comprobado que este tipo de hongos generen dependencia y si se consumen en exceso sus efectos menguan con el paso del tiempo.